videos del seminario

Loading...

lunes, 11 de enero de 2010

Eucaristía por los 50 años de la diocesis de Tlaxcala

Eucaristía de Acción de gracias por los 50 años de la Diócesis.

Sábado 14 de noviembre de 2009, magna celebración eucarística se ha celebrado con motivo de festejo de los 50 años de la diócesis. Dicha Eucaristía fue realizada en las instalaciones del Seminario diocesano de Tlaxcala y quien presidio fue el nuncio Apostólico Mons. Christophe Pierre.

Como en toda Eucarística la procesión de entrada fue maravillosa pues alrededor de 200 sacerdotes entre diocesanos y religiosos entraban caminando y detrás de ellos venia el colegio de los Obispos, acudieron 68 pastores de diferentes diócesis. Se preparo un tapete por artesanos de las parroquias de la Caridad y San Luis Huamantla. Justo en medio del tapete caminaba el nuncio y el Obispo diocesano.

El canto de entraba fue entonado por varias orquestas que se unieron para esta misa, se tenía un coro de cerca de 400 personas ente ellos orquestas de otras diócesis. La misa se celebro en su totalidad con normalidad, pero con gran amor y con detalles que engalanaban tal celebración.

El Seminario de Nuestra Señora de Ocotlán fue la sede donde la Iglesia Diocesana de Tlaxcala, con la participación de aproximadamente de 25 mil personas, expresó su agradecimiento a Dios por la dicha de cumplir 50 Años de su erección como Diócesis y acudió a la convocatoria que hiciera su Obispo, Mons. Francisco Barrón Moreno, para vivir con júbilo la fiesta de ser Iglesia.
Concelebraron, junto a Mons. Francisco Barrón Moreno y Mons. Christophe Pierre, los señores Arzobispos de Tlalnepantla, Mons. Carlos Aguiar Retes, quien también es presidente de la CEM; de Puebla, Mons. Víctor Sánchez Espinosa y de Morelia, Mons. Alberto Suárez Inda.
Al iniciar la celebración Mons. Francisco Moreno Barrón mencionó a los 68 Obispos de todo el país que aceptaron la invitación a las fiestas jubilares.

“Jesucristo es el camino para la experiencia de Dios: Él es el camino que nos permite descubrir la verdad y alcanzar la realización plena de nuestra vida”, fueron las palabras de Nuncio Apostólico en México, durante su homilía, al presidir la Celebración Eucarística por el cincuenta aniversario de la Diócesis de Tlaxcala. La homilía preparada por el nuncio nos llevo por un recorrido en la historia de la diócesis desde sus orígenes hasta la actualidad.
La liturgia de esta eucaristía que días antes prepararon algunos sacerdotes y un grupo de seminaristas fue excepcional. y la participación de los fieles que asistieron fue activa, plena y consiente como lo pide la liturgia.

Un momento especialísimo fue el ofertorio pues cada decanato había preparado un regalo simbólico para el nuncio y a ellos se unieron otras asociaciones y movimientos, pero lo más sobresaliente fue que se ofreció el III plan diocesano de pastoral.
La fiesta por el 50 Aniversario de la Diócesis de Tlaxcala, fue enmarcada con una solemne misa donde se consagró a los pies de Cristo el III Plan Pastoral de la Diócesis; se realizó la apertura de la Misión Continental Permanente en Tlaxcala y el envío Misionero de las 80 parroquias que se distribuyen en 7 Decanatos.
El Plan Diocesano de Pastoral, en representación de todos los discípulos misioneros de Tlaxcala, fue entregado al Vicario General, Vicario Episcopal de Pastoral, a los siete Decanos, un religioso, una religiosa, un seminarista, una familia, dos agentes laicos adultos, un joven, un adolescente y un niño.

Antes de terminar la Eucaristía, siete Señores Obispos entregaron el Tríptico de la Misión Continental a los agentes (a personas por parroquia) de pastoral en representación de los Decanatos y de las Parroquias que conforman la Diócesis de Tlaxcala.
Confiamos en el Señor y en su Espíritu para que cada día, al recordar nuestra grandiosa fiesta diocesana de aniversario, recordemos las palabras del Nuncio Apostólico: “Con la Misión Continental, queridos hijos y miembros todos de la Iglesia en Tlaxcala, el Señor Jesús sale a nuestro encuentro, se cruza en nuestros caminos, quiere abrirnos los ojos, sacarnos de nuestros letargos, ponernos de pie, hacernos miembros más vivos de la Iglesia, para que salgamos y llevemos su mensaje más allá de los confines del territorio en el que habitualmente nos movemos; para que vayamos hasta a los últimos rincones de la Diócesis y de la tierra”.

1 comentario:

  1. hola espero que se encuentren todos los seminaristas de tlaxcala y en especial alos que en este año son ordenados esperando que entre ellos cena alguno de los amigos que yo consoco y pidiendole adios porque cea en unfuturo un buen sacerdote porque lo estimo mucho ,que dios los cuide ..

    ResponderEliminar